Apostamos por las hidden champions


Recuerdo que hace un par de años todo el mundo parecía estar de acuerdo en incrementar la exposición de sus carteras a países emergentes frente a una Europa “vieja y estancada”. El tiempo ha demostrado que era una percepción errónea y muchos viran hoy el rumbo hacia una Europa que ahora es vista como refugio seguro. Nosotros siempre hemos encontrado buenas oportunidades, tanto en Europa como en mercados emergentes, y seguimos haciéndolo. Pero es cierto que en el terreno de las empresas de pequeña y mediana capitalización europeas en el que me especializo tenemos un universo de más de 1.000 compañías donde elegir. El sueño de todo gestor.

Europa brinda un elevadísimo número de lo que conocemos como hidden champions, empresas de pequeño y mediano tamaño líderes en sus respectivos nichos de mercado. En este contexto, el mayor esfuerzo desde el equipo de Small & Mid Cap europeas de Mirabaud se centra en descubrir a esas “campeonas ocultas”. ¿Cómo? Desde luego, esperándolas pacientemente en nuestros despachos, no. Nos movilizamos para gestionar, como media, más de 400 visitas al año. De cara a 2016 tenemos ya programados más de 24 viajes de investigación por toda Europa, y la cifra aumentará conforme transcurra el año. Si se acuñara el término “turista industrial”, seríamos un referente claro.

Los gestores de Mirabaud mostramos una aversión extrema al riesgo en nuestras estrategias de inversión por lo que, antes de invertir en una small & mid, ponemos especial atención a los riesgos de liquidez que pueda suponer, ya que tal liquidez puede -y suele- ser menor en las compañías de pequeña capitalización. Es aquí cuando dejamos de ser “turistas industriales” para convertirnos en “cirujanos” que diseccionan cuidadosamente a cada compañía en la mesa de operaciones.

La segunda consideración clave que tenemos en cuenta a la hora de valorar una inversión son los riesgos inherentes al núcleo de negocio de la compañía. Lo primero que nos preguntamos -y escudriñamos hasta responder- es qué puede salir mal. Solo conociendo sus potenciales puntos débiles podemos estimar las posibilidades de éxito de una empresa.

Si tuviera que destacar algún valor en la escena actual de las hidden champions europeas me decantaría en primer lugar por Irish Continental, un operador irlandés de ferris que es parte del duopolio estable que se encarga del comercio marítimo en Irlanda, una de las economías europeas más boyantes. El principal factor que impulsa la rentabilidad de este valor es su alto nivel de apalancamiento operativo en un mercado que actualmente avanza a buen ritmo, de manera que casi todo el crecimiento en facturación se traduce en mayores beneficios.

Otra compañía que me parece especialmente interesante es la italiana Marr, especializada en alimentación, que tiene un atractivo modelo de crecimiento que se basa en aprovechar su gran disponibilidad de divisas y el alto rendimiento de los dividendos para adquirir empresas que tienen sinergias que facilitan una rápida integración.

Por último me detendría en la alemana Grenkeleasing, una hidden champion “de libro”. Con sede en una pequeña ciudad del sur del país, tiene el liderazgo de los 26 mercados en los que opera, obtiene grandes beneficios, reinvierte en su crecimiento futuro y ofrece un interés compuesto a los accionistas que se mantiene en torno al 10-15%.

Como puede observarse, no tengo preferencias por ningún sector en concreto. En todos ellos pueden encontrarse buenas ideas por las que apostar. Y, en muchos casos, están “ocultas”. Sólo hay que saber descubrirlas.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos