Andbank evalúa los daños en el mundo de la renta fija


Las turbulencias en los mercados experimentadas desde abril, unido a que las rentabilidades en la renta fija cada vez son más justas y que la fiesta vivida en los últimos años parece llegar a su fin, obligan a Andbank a buscar nuevas fuentes de rentabilidad.

El equipo de análisis no cree que este tipo de episodios hayan llegado a su fin, sobre todo en un escenario que se plantea con incógnitas hasta el final de 2015 -elecciones en España y Portugal, culebrón en Grecia, subidas de tipos- y que, señala la entidad. Por esta razón, apuntan, existe la necesidad de buscar estrategias flexibles y gestores activos, y alejarse de los fondos direccionales.

La idea y el objetivo final que tienen es amoldar su posicionamiento pasado (sesgado a activos de renta fija tradicional) hacia estrategias más flexibles (duraciones más cortas y estrategias alternativas). Para ello buscan tener carteras descorrelacionadas de menor riesgo y tomar exposición a fuentes de rentabilidad alternativas a los activos tradicionales, “asumiendo que las rentabilidades a las que tenemos acceso son inferiores”, añaden.

Repaso del comportamiento de este periodo de algunos fondos

En este sentido, explican, “fondos que sin ser de renta fija como el Standard Life Global Absolute Return Strategies (global macro) los consideramos fondos todoterreno, la diversidad de estrategias que lo componen, hacen que tenga posibilidad de generar retornos positivos con independencia del ciclo de tipos”.

Asimismo, analizan cómo el JB Absolute Return jugó demasiado pronto la posibilidad de subidas de tipos y como su posicionamiento corto hizo que a medida que las yields continuaban su senda bajista, el fondo perdía en rentabilidad. En este contexto, apuntan que en el momento en que las yields han aumentado, el fondo les ha servido de cobertura. En línea con el anterior, el BNY Mellon Absolute Return Bond, un producto que “aguantó mejor la época de tipos a la baja”, resaltan.

Finalmente el Threadneedle Credit Opportunities o el Candriam Credit Opportunities, dos fondos cuya rentabilidad no viene definida por los movimientos de la renta fija y que consiguen dar rentabilidades positivas en ambos escenarios, subrayan.

Estrategia 

De cara a los próximos meses, señalan como opciones interesantes para tener en cartera a los fondos con duraciones cortas, los fondos de gestión alternativa y los fondos flexibles en duración. El primer grupo es importante, según la entidad, debido a que el riesgo está en la duración, no el crédito. “Aunque han subido ligeramente los ratios de default (en EE.UU., en Europa continúan en niveles similares), los impagos no son un problema. El problema está en el riesgo de subidas de tipos, lo que obliga a cubrirnos con duraciones cortas”, puntualizan.

Bajo este aspecto, fondos corporativos o fondos centrados en high yield son bienvenidos, como es el caso del Natixis Crédit Euro 1-3 o AXA WF Euro Credit Short Duration.

En el grupo de alternativos, distingue en el grupo de fondos con perfil más bajos de riesgo al JB Absolute Return, el Threadneedle Credit Opportunities y el Candriam Bonds Credit Opportunities, de los que resalta su volatilidad baja y que siguen estrategias de renta fija. En el perfil intermedio de riesgo, un fondo multiestrategia multiactivo basado en temáticas macro, el Standard Life Global Absolute Return Strategies.

Para la categoría de fondos flexibles en duración, utilizan actualmente el BGF Fixed Income Global Opportunities. “La gestión suele ser más tradicional que la de los fondos de gestión alternativa, pero tienen la posibilidad de ponerse cortos con derivados para modificar la duración de la cartera”, subraya. Además, recalca otro fondo de este estilo, el Legg Mason Western Asset Macro Opportunities Bond Fund. Para perfiles más bajos de riesgo usan el Carmignac Capital Plus.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos