Tags: Alternativos | Latam |

Análisis de resultados: las mejores y las peores estrategias de hedge funds del mes de abril


El índice HFRX Global Hedge Fund continuó su racha de varios meses positivos en abril con una subida de 21 puntos básicos. Sin embargo, esta rentabilidad general no describe el panorama completo ya que, a mediados de mes (15 de abril), el índice subía un 1,26%, pero corrigió en la segunda quincena. Esta corrección se aceleró en los últimos días del mes con un considerable giro del momentum en todos los mercados. Esta evolución afectó a varias estrategias y de manera más evidente a futuros gestionados, que sufrió más que otras, pero también a los gestores macro discrecional y a los de renta variable long-short, revelan los expertos de FRM, filial de Man.

En este sentido, futuros gestionados fue la estrategia que peor se comportó en abril, pues restaron rentabilidad los cambios de tendencia del euro y de la renta fija y la renta variable europea en la última semana del mes. En el otro extremo, los gestores de crédito long-short fueron los más rentables en abril, pues están bastante centrados en el mercado de crédito high yield de EE.UU, que resistió bien; en general, los activos de riesgo estadounidenses batieron a los europeos.

Estrategias de renta variable long-short

Los gestores de renta variable long-short de Europa tuvieron un mes de abril negativo. La renta variable europea retrocedió, si bien, en dólares, el movimiento fue mínimo; el índice Dax perdió un 4,3%, pero, en dólares, cerró el mes sin cambios. Las pérdidas del conjunto de la estrategia superaron el nivel que cabía esperar dada la magnitud relativamente pequeña del movimiento. Aunque la rentabilidad agregada fue decepcionante, hubo dispersión entre los gestores y algunos registraron rentabilidades aceptables. Parece que los gestores menos rentables fueron los más fundamentales, que estaban relativamente comprometidos con la historia. Muchos estaban cortos en productores de petróleo, que fue el sector más rentable del Eurostoxx, y largos en bancos, que quedaron rezagados. La mayoría de los gestores europeos consideran que los temas del primer trimestre son multianuales, y que los retrocesos son una oportunidad para aumentar la exposición. Será interesante comprobar cómo reaccionan los gestores a este retroceso concreto, pues muchos ya tenían exposiciones brutas y netas elevadas, y muchos ya han generado rentabilidades sustanciales este año.

Por su parte, los gestores de renta variable long-short de EE.UU batieron marginalmente a los europeos. La mayoría de los gestores exhibían rentabilidades positivas hasta la última semana, pero la corrección los atrapó y provocó pérdidas. La temporada de publicación de resultados proporcionó oportunidades a los gestores durante la mayor parte del mes, con dispersión entre valores individuales donde los gestores pudieron generar alfa. Los beneficios que superaron las previsiones fueron superiores a la media, mientras que los ingresos que superaron las previsiones fueron inferiores la media. Por el lado negativo, la rentabilidad inferior de los valores de pequeña capitalización fue una rémora para la rentabilidad de las carteras largas. Estas siguen manteniendo una modesta exposición neta, pero una exposición bruta bastante elevada. Los gestores siguen siendo optimistas respecto al conjunto de oportunidades y no consideran que las decepciones macroeconómicas se hayan filtrado ya a los datos de las empresas.

Estrategias de futuros gestionados

Futuros gestionados fue la estrategia que peor se comportó en abril, pues se generaron pérdidas en la mayoría de las clases de activos. Los índices de renta variable fueron los únicos que contribuyeron positivamente, encabezados por las posiciones largas en el Hang Seng, que subió un 13% en el mes a causa del elevado volumen de compras de los inversores minoristas. Las posiciones en renta variable estadounidense y japonesa también generaron rentabilidades ligeramente positivas, mientras que la renta variable europea restó. El principal lastre para la estrategia fueron las divisas, donde los gestores mantienen desde hace algún tiempo un sesgo largo en dólares que salió caro en abril, ya que las posiciones cortas en euros, dólar canadiense y libra esterlina restaron. La exposición larga al 'billete verde' ha sufrido un recorte considerable en toda la estrategia. Renta fija también fue un lastre importante para la estrategia, ya que los bunds, en particular, sufrieron un vuelco importante. Los mercados de materias primas también restaron, ya que el sector energético repuntó durante el mes y generó grandes pérdidas a causa del fuerte posicionamiento corto.

Estrategias de crédito long-short

Los gestores de crédito long-short tuvieron un mes de abril positivo. La rentabilidad positiva del índice de bonos high yield de EE.UU se debió en parte al fuerte rebote de las valoraciones del sector energético. Sin embargo, incluso sin este impulso, el índice cerró en positivo y retrocedió muy poco en los últimos días del mes. Evidentemente, los gestores se vieron beneficiados por mantener una exposición larga neta, pero además el favorable nivel de dispersión permitió a los gestores generar rentabilidad. Los títulos de Fannie Mae y Freddie Mac siguieron repuntando pese a que no hay noticias definitivas; el hecho más importante fue que Charles Grassley, presidente del Comité Judicial del Senado, envió una carta cuestionando el papel del gobierno en el tercer barrido de beneficios.

Estrategias macro discrecionales

Los gestores macro discrecionales tuvieron un mes de abril difícil a causa del cambio de tendencia en muchas temáticas de largo plazo en las que estaban centrados. En concreto, una de las estrategias más rentables del sólido primer trimestre de la estrategia había sido la posición corta en euros y larga en renta variable europea. Ambos segmentos de esta estrategia actuaron en contra de los gestores al revertirse el momentum. De manera más general, la fortaleza del dólar, que ha sido un tema dominante en los últimos seis meses, se detuvo en abril a causa del crecimiento más débil de lo esperado en EE.UU y el aparente aplazamiento del calendario de subidas de tipos en EE.UU. Finalmente, el dólar cerró en un nivel más bajo frente a euro, libra esterlina, dólar canadiense y dólar australiano, entre otras monedas.

Estrategias de mercados emergentes

Si bien los datos macroeconómicos de los mercados desarrollados tuvieron un mes difícil, el freno en la tendencia alcista del dólar permitió una recuperación en gran parte de los mercados emergentes, con el índice MSCI Emerging Market cerrando el mes con una subida del 7,5%. Los gestores de mercados emergentes consiguieron generar rentabilidades en diversas operaciones. Los índices de crédito de los mercados emergentes tuvieron otro mes positivo, y los gestores que operan con un sesgo largo neto en la clase de activo se beneficiaron del viento de cola. Asimismo, con la recuperación del precio del petróleo se produjo una continuación del tema del mes pasado, y algunas áreas que habían sufrido presiones recientemente batieron al índice; la renta fija rusa mantuvo su evolución positiva y Argentina siguió siendo una fuente de rentabilidad.

Estrategias de materias primas

Los mercados de materias primas registraron menos debilidad que en los tres primeros meses del año gracias al repunte de los precios energéticos. Los gestores de metales tuvieron dificultades y, en general, generaron rentabilidades negativas en el mes. El sector de corto plazo del mercado del cobre no sufrió grandes variaciones, pero el repunte en el sector de largo plazo de la curva la llevó de backwardation a contango y afectó negativamente a varios gestores de este espacio. Tras el informe del USDA del último día de marzo, abril fue un mes relativamente tranquilo para las rentabilidades de los gestores agrícolas.

Estrategias de arbitraje estadístico

Parece que los gestores de arbitraje estadístico cerraron abril con rentabilidades prácticamente planas. El tema dominante entre los gestores fue la rentabilidad inferior de los factores de momentum, que en gran parte parece haberse debido al fuerte repunte de los valores de energía en abril. La mayoría de los demás factores realizaron contribuciones poco destacables que básicamente se compensaron. La exposición a los factores de momentum fue, por tanto, el principal motor de la rentabilidad de los gestores y, por ello, los más temáticos, que suelen mantener apuestas sectoriales importantes, quedaron rezagados en abril.

Estrategias de event driven

Los gestores event driven tuvieron un mes de abril dispar en el que los últimos días fueron los más débiles para la rentabilidad. La principal noticia del mes fue poco habitual, pues se rompió el spread de una operación muy concurrida (TWC / Comcast) sin que los gestores sufrieran ninguna pérdida, ni directamente ni por el contagio a los spreads de otras operaciones. La mayoría de las grandes posiciones más populares de la estrategia tuvieron una evolución positiva durante el mes; por ejemplo Direct TV. Las posiciones en situaciones especiales también fueron un motor positivo para la rentabilidad. En general, sigue existiendo un nivel saludable de flujo de operaciones, sobre todo en Europa, y los gestores han participado en operaciones nuevas. La mayor de estas fue el anuncio de la oferta de Royal Dutch Shell para comprar BG Group en alrededor de 70.000 millones de dólares, la mayor adquisición de la historia entre dos compañías del Reino Unido. Este saludable flujo de operaciones permite a los gestores reciclar fácilmente el capital de operación en operación.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos