Análisis de la familia Target Income de Pioneer Investments: cómo generan rentas del 7% en el actual entorno de mercado


La temática de generación de rentas ha sido para Pioneer Investments uno de los pilares sobre los que la gestora ha cimentado su estrategia a lo largo de los últimos años. En 2011, la entidad lanzó al mercado una familia de fondos denominada Target Income ante el convencimiento de que el escenario de bajos tipos de interés daría como resultado un entorno de mercado más complejo en el que habría menos soluciones para aquellos inversores que buscasen productos generadores de rentas. Durante este periodo, ciertamente el mercado se ha vuelto más difícil, sobre todo en renta fija, donde muchos tramos de la curva cotizan ofreciendo rentabilidades negativas. Teniendo en cuenta que los bonos han sido tradicionalmente los activos generadores de rentas por excelencia, esto supone un claro desafío para los inversores (tanto institucionales como retail), que hoy buscan productos con los que poder satisfacer sus necesidades de ingresos.

Dos de las tres estrategias de la gestora que más interés han despertado corresponden a fondos de renta variable, clase de activo que en el actual entorno está siendo visto por muchos inversores como el instrumento más adecuado para generar rentas. El primero es un producto que centra su universo de inversión en Europa. Dado el mayor atractivo que actualmente se le presume a este mercado frente a otros, es el fondo que más éxito comercial está teniendo. Se trata del Pioneer Funds – European Equity Target Income, producto gestionado por Karl Huber (a la izquierda de la imagen) y Thomas Radinger con un volumen de activos bajo gestión que supera los 2.000 millones de euros. Cada año los gestores estudian las condiciones del mercado y se fijan el objetivo de rentabilidad que esperan conseguir durante los siguientes doce meses. En 2012 el objetivo fijado fue del 6,1% y, durante los años siguientes, del 7%. Son objetivos no garantizados, pero con la que los gestores se sienten cómodos. La distribución del pago se hace de manera semestral, que en el caso de este producto se realiza en enero y julio. En los 3 años de vida, el fondo ha repartido una renta superior a su objetivo inicial: en 2012 un 7%, en 2013 un 7,5% y en 2014, un 7,3%.

Para las dos estrategias de renta variable, el objetivo de renta se logra dos tercios mediante el cobro del dividendo de las compañías en cartera y un tercio mediante los ingresos obtenidos por la venta de opciones. El uso de estos instrumentos les permite cumplir con otro de los objetivos fijados: reducir la volatilidad global de la cartera, que históricamente ha sido 1,4 puntos inferior al mercado. Ejecutan órdenes de venta de opciones fuera del dinero a 3, 4 o 5 semanas y a porcentajes de entre un 105 y 110%, estrategia que se traduce en la subida del precio de ejercicio de la opción por encima del de mercado y en la reducción de la probabilidad de que se ejerza. Solo venden opciones sobre valores incluidos en la cartera. Es por ese motivo por el que en el equipo hay un especialista en derivados, Herbert Ruf.

Actualmente la cartera la integran 66 compañías. De media, a lo largo de la historia, el 10% de los valores que integran la cartera tienen estrategias de opciones. Durante los meses de mayo y junio, cuando las compañías suelen distribuir dividendos, la estrategia es menos activa. Analizando el comportamiento registrado por el producto durante sus más de tres años de vida se observa que desde su lanzamiento el fondo ha capturado el 61% de las caídas. En términos generales, se trata de un producto del que se espera registre un mejor comportamiento que el mercado en un entorno bajista o plano, y que suba menos en fases alcistas.

La estrategia pasa por invertir en una cesta diversificada de acciones europeas que ofrezcan una elevada rentabilidad por dividendo o que presenten unas perspectivas muy favorables para que el pago que realicen a los accionistas tienda a aumentar. En algunos casos también se ha dado la circunstancia de que en el equipo han apostado por compañías que fuesen a distribuir entre sus accionistas un dividendo especial y sobre el que las perspectivas fuesen favorables. En estos momentos, los sectores de mayor peso en la cartera son entidades financieras (28%), utilities (11,4%) y compañías sanitarias (11%). Le siguen operadoras de telecomunicaciones, energéticas y empresas de consumo cíclico, con una ponderación del 8%, en cada caso. Precisamente, es en valores cíclicos donde últimamente se están mostrando más constructivos. 

Otro fondo de la familia del Target Income es el Pioneer Funds – Global Equity Target Income. No solo se diferencia del anterior en su enfoque global y en el hecho de estar gestionado por un equipo diferente, en este caso Piergaetano Iaccarino (en el centro de la imagen). El producto, con un patrimonio de 1.150 millones de euros, presenta rasgos idiosincrásicos propios. El pago de la renta, por ejemplo, es trimestral y el track record del fondo es de diciembre de 2012. Su estrategia pasa por invertir en compañías de alta calidad con una capitalización mínima de 1.000 millones de euros. Al contrario que el anterior, el fondo está denominado en dólares, así como el objetivo de renta previsto para 2015, que al igual que el Pioneer Funds – European Equity Target Income es del 7%.

En las compañías que más le gustan no hacen la estrategia de opciones. Solo la construyen sobre aquellos valores en los que tienen una menor convicción, sin superar el 30% (es decir, si un valor pesa un 2% en la cartera, nunca implementarán una estrategia con opciones que pese más de un 0,6). El número de valores en la cartera de este fondo es superior (73), habiendo además dos compañías españolas en el top 10 (Endesa y BBVA). Ninguna de ellas está en el top 10 del fondo europeo. En este caso, entidades financieras (19%), empresas de consumo cíclico (14,3%) e industriales (11,7%) son los sectores de mayor peso. En lo que coinciden ambos productos es en el hecho de haber logrado batir el objetivo de renta prevista. En 2014, por ejemplo, distribuyó un 7,5%, frente al 7% marcado. En 2013, el 7%, frente al objetivo del 6%. También en el hecho de haber tenido una volatilidad inferior al mercado (-0,8 puntos menos, concretamente).

El tercer fondo de la familia del Target Income es un fondo multiactivo, concretamente el Pioneer Funds – Global Multi-Asset Target Income, estrategia que desde la oficina española ven muy atractiva para el contexto actual de mercado. El fondo está a punto de cumplir dos años de vida y que cuenta con un volumen de activos bajo gestión que alcanza ya los 370 millones de euros. Lo dirige un equipo que gestiona 84.000 millones en estrategias multiactivo. En el caso de este producto, la gestión corre a cargo de Francesco Sandrini y Thomas Kruse (a la derecha), quienes en las últimas semanas han estado reduciendo el peso de la renta fija en cartera (del 66% hasta el 60%) y elevando la ponderación de la renta variable (del 25,6% al 32%), donde actualmente se están mostrando más positivos. De todos los bonos que mantienen en cartera, el 42% es deuda soberana, el 7,7% bonos con grado de inversión y el 8,8% high yield. También invierten el 7,3% en deuda emergente, tanto soberana como crédito. En renta variable, la mayor apuesta es Europa (14,2%) y el resto acciones estadounidenses. No están en renta variable emergente.

Imponen límites a la inversión. Por ejemplo: el peso de la renta variable no puede superar el 50%; el de emergentes estar por encima del 30%, el peso de los bonos soberanos superar el 60%, tener más de un 10% en materias primas… como curiosidad, destaca el hecho de que, actualmente, destinan casi el 3,5% del capital a la inversión en REITS. En lo que respecta a la volatilidad del fondo, el objetivo es que esta esté entre el rango comprendido entre el 5% y el 10%. Desde su lanzamiento no ha superado el 6%. En cuanto a la renta distribuida en 2014, esta ha sido del 5,25% superando su objetivo del 5%. Además de en su objetivo de generar rentas, realizar una distribución regular y mantener reducida la volatilidad, en lo que coinciden las tres estrategias es en el hecho de ofrecer exposición al mercado a través de carteras de renta variable y multiactivos.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos