Tags: Latam |

"América Latina puede amortiguar la crisis de la Zona Euro con una política contracíclica"


El alcance de la crisis en Europa se ha visto limitado en el último tiempo, principalmente gracias a los programas de ajustes fiscales y de reformas de España e Italia y a las políticas orientadas a la provisión de liquidez de mediano plazo a la banca europea introducidas por el Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, la posición fiscal de España, la rebaja de la clasificación de riesgo de varios países europeos y las dificultades de Grecia con sus acreedores mantienen una situación preocupante.

No obstante, lo que se requiere es mucho más que ajuste fiscal. Los países vulnerables acumularon pérdidas de competitividad pronunciadas durante el período 2000-2007, lo que dio origen a desequilibrios en los sectores privado y público, que en conjunto con los efectos de la Gran Crisis Financiera, dieron lugar a la precaria situación actual. Es por eso que se necesitan políticas que faciliten la restructuración de sus economías y aumenten su competitividad. Para ello se requiere mercados flexibles y reformas que faciliten el ajuste y eleven la productividad, financiamiento para reducir las presiones en los mercados de deuda y sostener los programas de ajuste, además de una depreciación del euro para estimular la demanda.

Una crisis en Italia o España resultaría en una gran crisis que terminaría desestabilizando toda la Zona Euro. Para evitarlo, hay que acelerar la operatoria de los dos fondos de apoyo creados en Europa, aumentar la capacidad de préstamo del FMI y, de ser necesario, compras de bonos de mayor envergadura por parte del BCE. Es probable que la sola creación de un súper fondo, dispuesto a invertir en bonos de Italia y España sea suficiente. Mientras antes se implementen estas políticas, mayor es la probabilidad de éxito y menor será el costo que tendrán que pagar los países afectados y la economía mundial.

Sin embargo, las proyecciones de la economía mundial apuntan a un crecimiento en torno al 3,6% el año 2011 y del 3,2% el 2012. La economía internacional enfrenta una serie de riesgos, que sesgan las proyecciones de crecimiento a la baja.

En los países emergentes, el crecimiento se reduce también, afectado por: menores términos de intercambio; el menor crecimiento de los países avanzados; condiciones financieras menos favorables; y deterioro de las expectativas. En general, dichas economías, y América Latina en particular, cuentan con espacio para utilizar política contracíclica y así amortiguar los efectos de una recesión en los países avanzados. Sin embargo, no hay desacople posible porque Europa es aproximadamente un cuarto del producto mundial.

En cuanto a la economía chilena, en los primeros dos trimestres del año 2011 creció con fuerza impulsado por términos de intercambio favorables, una política monetaria expansiva y las actividades relacionadas a la reconstrucción. Sin embargo, el crecimiento perdió fuerza en el tercer trimestre, afectado por los efectos contractivos de la política monetaria y por el deterioro del entorno externo. En contraste, la desaceleración del crecimiento de la demanda interna ha sido más moderada, incluso su crecimiento anual aumentó del 8,6% que había alcanzado en el segundo trimestre a un 9,4% en el tercero.

Indicadores parciales de demanda (ventas al detalle e importaciones) muestran que aunque la demanda interna se ha estado desacelerando en los últimos meses su desaceleración se mantiene moderada. Como resultado de la diferencia de dinamismo entre el crecimiento del gasto y el crecimiento del producto, la balanza comercial se deteriora. La economía chilena habría crecido en torno al 6,2% el año 2011 y las perspectivas apuntan, en mi escenario central, a un crecimiento del PIB para el 2012 por debajo del 4%. Sin embargo, si se materializan los riesgos identificados en el escenario internacional, el crecimiento del 2012 sería bastante menor. En materia de precios, la inflación anual a diciembre del 2012 cerraría en la parte baja del rango del 3 al 3,5%.

Si quiere ver el artículo completo visite el Centro de Estudios de Chile.

Lo más leído

Próximos eventos