Tags: Latam |

América Latina, donde conviven las viejas y nuevas fortunas


El estudio, que busca analizar cómo nacen las fortunas, cómo se gestionan y cómo pasan de generación en generación o se ponen bajo gestión de terceros, estudia a multimillonarios y patrimonios familiares de las distintas regiones del mundo, en concreto de 12 países, buscando caso por caso resaltar las características más sobresalientes. Diferencia, entre otras cuestiones, entre fortunas de países emergentes y fortunas de mercados maduros como es el caso de Europa. Se diferencia entre la procedencia de las fortunas y la gestión de las mismas, entre las fortunas heredadas, las de un individuo hecho a sí mismo y las heredadas y aumentadas, es decir, aquellas que aún siendo heredadas han crecido gracias a la gestión de los herederos.

Entre las principales conclusiones que se desprenden del estudio cabe destacar que la mitad de las fortunas del mundo se gestionan con participación familiar y la otra mitad no. Los mercados más maduros cuentan con más fortunas gestionadas con la supervisión de familiares y heredadas, algo que ocurre menos en los mercados emergentes. Las fortunas familiares se concentran en algunas partes del mundo y en otras prácticamente no existen. En Hong Kong es donde se concentran el mayor porcentaje de fortunas gestionadas por la familia, un 75% de ellas cuentan con la participación de un familiar, después llega el caso de India con un 73%, seguido de Francia con un 64% y Oriente Próximo con un 62%. En el lado opuesto, el menor número de riquezas gestionadas en el ámbito familiar, en donde Rusia alcanza un 19%, Reino Unido un 25% y China un 33%.

Asimismo, destacar que la tecnología en todo el mundo ha jugado un elemento de cambio fundamental en términos de participación de la familia y cómo la fortuna se fundó y se gestiona. Además, las fortunas hechas individualmente tienden a crecer más rápido, mientras que la forma de gestionar una fortuna varía sustancialmente de una a otra parte del globo. Así, el estudio destaca que mientras que en Estados Unidos los hedge funds son muy populares, en Asia el inversor se muestra muy cauteloso y en Rusia muestran una clara inclinación por invertir en bienes raíces en Nueva York.

América Latina

En el caso de América Latina, el informe se centra particularmente en Brasil y México, países en donde conviven lo viejo y lo nuevo y donde existe un elevado número de viejas fortunas familiares. El informe aporta nombres y ejemplos, como es el caso de la familia Safra en Brasil, una familia de banqueros con orígenes en Oriente Próximo, en donde tres hermanos se reparten la herencia familiar y aún siendo de las familias más ricas del país no todos ellos figuran o han figurado en la lista de multimillonarios Forbes porque la fortuna se encuentra repartida. Hay otro ejemplo y es el caso de la familia Moreira Salles, otra familia ligada a la banca. En este caso, cuatro de los hombres más ricos de Brasil llevan esos apellidos.

El estudio también coincide en que cuánto más viejas son las fortunas más familiares se encuentran envueltos en su gestión, a mayor antigüedad mayor número de familiares involucrados en la toma de decisiones. Algo que por otra parte lleva a que la fortuna sea más difusa, esté más repartida y muchas de esas familias bajen puestos y no figuren en la lista de multimillonarios de Forbes. De no estar repartido ese dinero seguramente la mítica lista Forbes contaría con otros nombres.

En cuanto a los casos concretos de Brasil y México, el estudio destaca que Brasil cuenta con mayor número de empresarios multimillonarios que México, principalmente debido a su mayor variedad de industrias, ya que la economía brasileña se ha diversificado y ha crecido mucho en los últimos años, algo que se aprecia en la diversificación de negocios multimillonarios. Al calor de una nueva clase media, el número de negocios ha crecido para cubrir las necesidades de esos individuos. Entre esas nuevas multimillonarias industrias destacan los negocios de salud, la construcción de viviendas y los cosméticos naturales.

El 46,7% de los multimillonarios brasileños están envueltos en la gestión de su negocio, mientras que el 53,3% por ciento no participa de la gestión. En cuanto a la procedencia de la riqueza, un 50% de los multimillonarios del país se ha hecho a sí mismo, un 26,7% ha heredado su fortuna y un 23,3% ha heredado y contribuido al crecimiento de la misma.

En el caso de México nos encontramos con más fortunas familiares que empresarios hechos a sí mismos debido sobre todo a que la economía mexicana no es tan dinámica y de tan rápido crecimiento como la brasileña. Según el informe, es más difícil hacer negocios en México que en Brasil y mucho más complicado si hablamos de levantar un negocio multimillonario. A pesar de ello, hay una importante proporción de individuos multimillonarios mexicanos. Sin ir más lejos, el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, es un mexicano de origen libanés hecho a sí mismo y que además ha sabido involucrar a sus hijos en el negocio, seguramente debido a razones culturales y a expectativas familiares.

En México, el 55% de las fortunas son familiares frente a un 45% que no lo son, mientras que en Brasil el 47% de las fortunas son familiares y un 53% no.

El estudio considera que en un futuro veremos crecer el número de empresarios con fortunas construidas por ellos mismos tanto en Brasil como en México. Mucha de la riqueza de Brasil depende de la fortaleza de la moneda y de la fortaleza del mercado. América Latina es conocida por la volatilidad de sus monedas y los tipos de cambios y la volatilidad de los mercados, las subidas y las caídas forman parte del paisaje en esta zona del planeta. En cuanto al caso de Brasil, el estudio concluye que puede que dentro de unos cinco años haya menos multimillonarios si las cosas empeoran, aunque subraya que sin lugar a dudas esta última década ha sido muy buena para el país.

En cuanto a la metodología del estudio, Forbes señala que se analizaron solo individuos de altísimo patrimonio en doce mercados. El estudio analizó fortunas en: Brasil, China, Francia, Alemania, Hong Kong, India, México, Oriente Próximo, Rusia, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos. Asimismo, empleó la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo para evaluar y comparar las riquezas de éstos por país, región, industria, participación familiar fuente de la riqueza patrimonial. Para llevar a cabo el estudio solo se tomaron en cuenta a individuos con fortunas superiores a los 1.000 millones de dólares, o el equivalente en sus monedas locales. Hubo tres excepciones, como fueron el caso de India, en el que se estudiaron a individuos a partir de los 370 millones, China, a partir de los 500 millones de dólares y Singapur, a partir de los 210 millones de dólares.

 

 

Lo más leído

Próximos eventos