Alger, la gestora estadounidense que sobrevivió al 11 de septiembre


En el mundo de la gestión no es difícil encontrar historias inspiradoras. Pero el caso de Alger no deja indiferente a nadie. El 11 de septiembre de 2001, gran parte de los miembros de la gestora perecieron durante el ataque terrorista de las Torres Gemelas de Nueva York, incluido David Alger, consejero delegado y hermano del fundador. De la noche a la mañana, Dan Chung, por aquel entonces analista sénior del sector tecnológico y con menos de siete años de experiencia en la firma, se convirtió en el miembro del equipo de inversión más veterano. El 12 de septiembre, era nombrado presidente y director de inversiones de Alger Management.

Pasado la confusión del primer momento, Chung y el resto de los supervivientes adoptaron el firme compromiso de reconstruir la firma fundada por Fred Alger en 1964, preservando su característico estilo de inversión growth. Varios analistas, antiguos empleados de la gestora, volvieron a unirse al equipo y el propio Fred Alger, artífice de un programa para formar analistas centrado en modelos propios, abandonó temporalmente su retiro para garantizar la continuidad de la empresa.

Catorce años después, la firma sigue en Manhattan, cuenta con más de cuarenta profesionales de la inversión y gestiona activos por más de 23.400 millones de dólares. Y ahora ha puesto un pie en Europa de la mano de La Française AM, con la que ha firmado recientemente un acuerdo estratégico que incluye la distribución en exclusiva de las estrategias de renta variable de Alger en Europa (ex Reino Unido).

Una estrategia centrada en el cambio positivo y dinámico

“Nuestra ventaja competitiva está en invertir en empresas y sectores que están viviendo procesos de cambio que permiten generar rentabilidades superiores”, explicaba Chung recientemente durante el encuentro anual con periodistas que la casa francesa ha celebrado este año en Madrid.

Estos procesos de cambio se dan tanto en las empresas de crecimiento ‘tradicional’ –que registran un rápido crecimiento de demanda, ingresos y cuota de mercado– como en las que experimentan un ‘renacimiento del crecimiento’ –relacionado con un nuevo equipo gestor, una innovación de producto, un proceso de fusión o adquisición o nueva regulación– que se traduce en mejoras de beneficios y expansión de múltiplos”. Es lo que Alger denomina cambio positivo y dinámico.

Para identificar y aprovechar las oportunidades que genera el cambio, la gestora aplica un proceso de inversión diseñado en torno a la figura de los analistas que se apoya en sofisticados modelos propios para los diversos escenarios y se plasma en carteras de gran convicción.

Temas de inversión

“Mucha gente es escéptica con respecto a la renta variable de Estados Unidos pero se equivocan: desde 2009, las acciones han sido las grandes ganadoras”, explica Chung, que señala que, entre el 3 de marzo del 2009 y el 31 de diciembre de 2014, el S&P 500 acumula una rentabilidad de más del 240% frente al 33% generado por el Barclays US Aggregate Bond Index. La clave, para el experto, está en saber dónde buscar. Y aquí es donde Chung reivindica el liderazgo de Estados Unidos en sectores típicamente growth –como tecnología, consumo, salud o industriales– frente a otros de sesgo más value –como energía o materias primas– donde el país no es tan puntero.

¿Dónde ven ahora mismo las mayores oportunidades? “En empresas capaces de aprovechar la creciente presencia de Internet y la transición del ordenador al móvil, sobre todo en publicidad digital y programática y en comercio electrónico”, apunta Chung. Otros temas de inversión se centran en la recuperación del sector inmobiliario estadounidense, tanto residencial como comercial, y en las oportunidades que abren la Affordable Care Act –la reforma sanitaria conocida como Obamacare–, la aprobación de nuevos fármacos y el crecimiento de los sistemas de salud de mercados emergentes, “que ofrecen muy buenas perspectivas para las empresas europeas y estadounidenses, líderes en salud”.

Cierran la lista el sector consumo –“principalmente grandes marcas que se beneficien del crecimiento mundial, porque el segmento minorista estadounidense se enfrenta a problemas estructurales relacionados con el cambio en las preferencias de los consumidores”–, las fusiones y adquisiciones y el sector financiero, “que se verá beneficiado por las subidas de tipos”.

Con respecto a este último punto, Chung opina que la Reserva Federal aumentará tipos en septiembre de 2015 y a principios de 2016, pero que serán subidas muy suaves, “porque el año que viene es año electoral”. Por eso, aunque predice algo de volatilidad, cree que el impacto en el mercado de renta variable será moderado. “La sensación general será de alivio, de que por fin hemos superado este trance”.

Empresas

Otras noticias relacionadas


¿Quién es Troy AM?

En sus orígenes comenzó como un family office para gestionar el patrimonio de la familia de Lord Weinstock en el año 2000. Hoy es una gestora con un patrimonio de 6.000 millones de libras y cuatro estrategias sesgo value y enfoque de retorno absoluto.

Lo más leído

Próximos eventos