Tags: Renta Variable |

Abrimos un sesgo claro hacia las acciones de valor


TRIBUNA de Raimundo Martín, director general de Mirabaud Asset Management para España, Portugal y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Mirabaud Asset Management.

En el mes de febrero, en Mirabaud mantenemos la sobreponderación en renta variable estadounidense que ya iniciáramos al día siguiente de las elecciones presidenciales estadounidenses. Y lo hacemos porque, si bien las valoraciones observadas en Estados Unidos son históricamente elevadas, no nos parecen en absoluto excesivas con respecto a las europeas, especialmente si tenemos en cuenta las diferencias sectoriales entre índices europeos y estadounidenses.

Vemos como las revisiones de beneficios siguen orientadas al alza, con un crecimiento superior al 10% previsto para 2017 y, al contrario de lo que ocurriera en 2015 y 2016, no prevemos que haya virajes a la baja de este punto en el transcurso del año. Además, la subida de beneficios en Estados Unidos se ve sostenida por los proyectos de bajada de impuestos a las empresas, de entre un 15% y un 20%; el crecimiento nominal del PIB del 4% en 2017; y el rebote –significativo- de los sectores vinculados a las materias primas y a valores financieros.

Si nos centramos en Europa, dentro de nuestra asignación hemos abierto un sesgo claramente en favor de las acciones de valor, caracterizadas por un precio inferior a su valor intrínseco medido según el activo neto (precio contable), un ratio precio-beneficio inferior a la media y una rentabilidad por dividendo elevada.

Antes de 2016, este estilo de inversión vivió un lustro tenue a causa de la debilidad de la actividad económica, un entorno de bajos tipos de interés y riesgos normativos que lastraron a las entidades financieras y, en particular al sector bancario. En 2017, la elevación de la curva de tipos de interés y la recuperación de la actividad económica sostendrán a los sectores financieros y a las empresas cíclicas.

Una tendencia que tiene un gran exponente en España, donde, gracias a las buenas previsiones de crecimiento sostenido del empleo y al mantenimiento de la estabilidad política ausente durante prácticamente todo 2016, en 2017 debería repetirse el patrón macro que ya vimos el pasado ejercicio con el dibujo de una senda ascendente que culminó en un crecimiento del 3,2% del PIB.

Según las previsiones de nuestro equipo de renta variable española, y a pesar de que se atisba una cierta recuperación de los niveles de precios, el mercado español sigue ofreciendo oportunidades con enorme potencial. La oportunidad de inversión que continúa ofreciendo la renta variable española es clara y de valor. Eso sí, como señala Gemma Hurtado, gestora principal del fondo Mirabaud Equities Spain, sí y sólo sí, se es muy selectivo con los valores y trabajando con un claro foco al stock picking. A cierre de enero de 2017, según los modelos de valoración seguidos por nuestro equipo, el potencial de la cartera del fondo supera el 22%.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos