A examen: el nuevo equipo de Bestinver analiza sus primeros meses de gestión y desvela sus planes de futuro


Muchas preguntas y también muchas respuestas. Concretas y claras en ambos lados del interrogante. Así transcurrió la XIV Conferencia Anual de Inversores de Bestinver, entre la incertidumbre generada en torno a la gestión llevada a cabo el pasado otoño por la gestora independiente ante el cambio de equipo gestor y las dudas lógicas sobre el futuro de la gama de fondos, las carteras o el propio equipo de gestores y analistas que conforman la firma propiedad de Acciona.

Si bien la filosofía de boutique independiente especializada en renta variable con enfoque de value investing no se ha visto modificada de un equipo a otro, es decir, del antiguo grupo liderado por Francisco García Paramés al actual capitaneado por Beltrán Lastra, la forma de implementar esa filosofía sí que ha cambiado en algunos aspectos concretos. Según el resumen hecho por Lastra, director general de Inversiones de Bestinver, hasta cuatro modificaciones destacan por encima del resto: la experiencia media de los analistas sénior asciende hoy día a los 15 años (era de seis años a su llegada); las inversiones en Asia y Estados Unidos se han reducido en conjunto entre un 18% y un 19% hasta el nivel del 11% actual; la cartera internacional de acciones se ha estrechado de 61 a 49 valores y, sobre todo, se ha introducido un rol profesional nuevo dentro de la compañía, el de Benito Artiñano, responsable de Renta Fija.

Este último punto es importante. Aunque el negocio core de Bestinver seguirá siendo la gestión de fondos de renta variable -en este sentido, Lastra desechó la posibilidad de lanzar nuevos productos en el futuro inminente-, la firma de Acciona pretende gestionar más activamente la cartera de renta fija presente en sus vehículos para dar un mayor valor añadido a sus clientes, especialmente en este entorno de tipos de interés en mínimos. Por ello, Artiñano ha diversificado en estos meses la cartera, que ahora cuenta con renta fija pública y privada, sobre todo de España aunque también de otros mercados como Francia o Italia. La política de inversión en renta fija está siendo modificada para incrementar el universo de activos invertibles y para adecuar la calificación crediticia de los activos al rating que tenga España en cada momento. Además, adelanta Artiñano, el Bestinver Renta pasará de ser un fondo de renta fija mixta a un fondo de renta fija a corto plazo, para lo que venderá el 10% de renta variable que alberga en la actualidad.

Oficina en Londres y posible cierre de fondos si los activos crecen lo suficiente

Lastra está convencido de la necesidad de seguir manteniendo abierta la oficina que Bestinver tiene en Londres, la cual continuará estando en funcionamiento. “Es bueno tener un pie en Londres, aunque sea pequeño. Tenemos que ser dueños de nuestras agendas como gestores. Si esperas en Madrid, parece que sólo compras lo que las empresas vienen a venderte en sus road shows”, justifica el director general de Inversiones.

Fruto de su alineación de intereses con los inversores en sus fondos, Bestinver podría cerrar sus fondos en un futuro próximo “si el volumen de activos llega a un tamaño suficientemente grande”, deja entrever Lastra. “Eso pasa en el día a día de la gestión. No obstante”, tranquiliza, “hoy el tamaño es adecuado para manejarlos”.

El estilo de gestión no se toca

Contar con un margen de seguridad significativo (del 30%, por lo menos) y tener un sesgo hacia compañías de capitalización bursátil media son dos de los pilares fundamentales de su filosofía value, unos pilares comunes respecto al antiguo equipo gestor.

Hoy por hoy, algunas de sus apuestas más recientes son Informa, Lenta e Indra. El hecho de entrar en Indra causó cierto revuelo entre sus inversores, pero la decisión y la visión de largo plazo sobre la compañía es firme. “A día de hoy, tiene algunos problemas serios pero fácilmente solucionables. Indra se internacionalizó cuando en España grandes clientes como el Ministerio de Defensa redujo sus contratos o las grandes empresas dejaron de dedicar presupuesto a innovación. El mercado ve falta de visibilidad en el negocio de Indra. Sin embargo, quitando dos contratos en Brasil y Lituania, su negocio recurrente es rentable. Además, es bueno que haya un nuevo equipo directivo y que éste tenga una retribución que alinea intereses, donde el 75% es variable y, dentro de esa parte, un 50% se reparte en acciones”, justifica Ricardo Cañete, responsable de Renta Variable Ibérica en Bestinver.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos