2015 en cifras: el año en el que la categoría de fondos españoles menos rentable fue la que más captó


El último mes del 2015 fue un periodo complicado para los fondos de inversión nacionales, que veían como las nuevas medidas del Banco Central Europeo (BCE) difundidas en los primeros días de diciembre respecto a su programa de compra de bonos decepcionaron a los mercados, con una respuesta de caídas generalizadas en las distintas bolsas, así como con repuntes de la TIR de la deuda soberana de los países de la zona euro, tal y como recoge Inverco en su último avance mensual del año. Muestra de ello, en España la deuda pública a 10 años aumentó su rentabilidad hasta el 1,8% y la prima de riesgo hasta el entorno de los 113 puntos básicos.

Al mismo tiempo, señalan, el euro experimentaba una apreciación frente al dólar de más del 2%, que se ha mantenido hasta final de año a pesar de la subida del tipo de interés oficial del dólar aprobada por la Reserva Federal a mitad de diciembre.

De esta manera, las instituciones de inversión colectiva preferidas de los españoles concluían el 2015 con una rentabilidad acumulada del 0,98%, tras el bajón de diciembre, donde la rentabilidad media mensual fue del -1,56%.

En este contexto, todas las categorías terminaron el mes con rentabilidades negativas, con mayor intensidad en las de renta variable (con caídas superiores al 4%). Precisamente fue la bolsa española la que sufrió más, con una bajada del 4,9%. La renta fija, en especial la de mayor duración, también experimentó rebajas de rentabilidad en torno al -0,6%.

Las categorías más rentables son...

En el conjunto de 2015, los fondos de renta variable internacional son los que mejor se comportaron -rentabilidad acumulada de la categoría del 8,12%- , finalizando el año con datos superiores a los dos dígitos en todas sus subcategorías, a excepción de los emergentes, que cierran el año con rentabilidad negativa. Esta categoría incluye una amplía gama de fondos de bolsas internacionales como la europea, norteamericana o japonesa. 

Los fondos globales ocupan la segunda plaza, con un 4,83%, seguidos de los fondos de renta variable nacional, que obtienen un 2,66%. El resto de categorías no supera en ningún caso el 1% de rentabilidad (excluyendo a los de gestión pasiva) y dos de ellas terminan el periodo en negativo. Se trata de los monetarios y los de renta fija mixta, con caídas del 0,02% y el 0,05%, respectivamente.

Curiosamente son los mixtos de renta fija los que mayores captaciones obtuvieron en 2015, por encima de los 20.000 millones de euros, según Inverco.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos