Tags: Latam |

2012 podría ser el año de los convertibles


Aunque parece que el consenso entre los diferentes agentes del mercado es que no hay una tendencia clara para el corto plazo y que seguiremos viendo volatilidad, empezamos a creer que no sería descartable, por lo que argumentábamos anteriormente, un posible rally si no se van confirmando los escenarios tan negativos que se han estado planteando en los últimos meses. Dentro de esta coyuntura creemos que se están dando las condiciones ideales para invertir en bonos convertibles, especialmente en bonos con un delta bajo y con un carry alto.

El mercado de bonos convertibles ha sufrido una ampliación de spreads significativa por las crisis de deuda en Europa, pero dentro de este escenario habría que diferenciar el riesgo país con el riesgo corporativo, muchas empresas están en sus máximos niveles histórico de caja pero desgraciadamente el mercado no discrimina. Como ejemplo, a día de hoy tenemos bonos convertibles con un YTM mayor al 10% y con un delta menor al 25%. Creemos que no se puede asegurar que haya una compresión significativa de spreads en el 2012, pero qué mejor forma de esperar a esta posibilidad y una posible subida del mercado de acciones sentando en un activo que nos rinde al 10%. El trade es asimétrico, en el peor de los casos nos sentamos en una inversión con una carry más que interesante.

Los convertibles con el correr de los años se han vuelto un activo que dejó de ser incluido en el asset class de bonos o acciones para ser visto como un asset class independiente. Si analizamos el comportamiento histórico de este instrumento, los bonos convertibles han rendido mucho más que las acciones a 3, 5, 10 y 15 años, con una volatilidad significativamente menor. Además de esto los convertibles nos aportan un alto grado de diversificación en un cartera de bonos y acciones tradicionales, dada la correlación negativa con los bonos y la baja correlación con la acciones (si se trata de un fondo con un delta menor a 50%).

Desde Capital Strategies Partners creemos que, a pesar de que el panorama económico en el corto plazo no está del todo definido, tenemos que reconocer que cada día más agentes económicos están participando activamente en darle solución a los problemas de deuda y a encaminar la economía mundial hacia el futuro. Por lo que no descartamos que progresivamente las medidas tomadas comiencen a generar una compresión de spreads y/o a una subida del mercado de acciones. Si bien este escenario es algo que consideramos factible en el medio plazo quisiéramos tener una exposición con riesgo acotado. Consideramos que la mejor manera de lograrlo es a través de un gestor como Schelcher Prince Gestion, casa a la que representamos en exclusividad en Latinoamérica. Nuestro análisis parte siempre de buscar gestores con baja volatilidad y fuerte protección del capital, siendo Schelcher Prince uno de los referentes de la industria europea. Además creemos que en la coyuntura actual el tipo de gestión de Schelcher Prince (delta 24%) ofrece el carácter conservador que, en nuestra opinión, consideramos necesario para un activo como el de bonos convertibles. Su fondo más representativo, Schelcher Prince Global Europe, ofrece unos números interesantísimos a día de hoy con una yield al vencimiento del 11% y un spread crediticio alrededor de los 850 pbs, cifras mucho mayores a un fondo de high yield de su misma categoría de riesgo. Recordamos que el fondo tiene además la calificación de cinco estrellas por Morningstar.

Lo más leído

Próximos eventos